Cualquier dolor o afección que lleguemos a sentir en determinada parte de nuestro cuerpo siempre tendrá una causa probable, algo que solamente un chequeo médico y distintos exámenes podrían determinar sobre su origen. Al hablar del dolor de cuello, ello también podría ser la causa de alguna anomalía que haya ocurrido en nuestro cuerpo hace unas cuantas horas atrás.

El dolor de cuello puede aparecer de una forma repentina por un golpe o traumatismo de menor nivel, aunque si ello viene acompañado de otros cuantos síntomas y molestias al resto de nuestro cuerpo, el mismo debe ser tratado eficazmente y de forma temprana antes que el problema se agudice; al dolor de cuello se le conoce también como cervicalgia, mismo que puede ser bastante fuerte y por cuya razón llega a irradiarse hacia el hombro en una primera instancia.

dolorcuello

 

Síntomas generales de una cervicalgia o dolor de cuello

Además del dolor fuerte que se puede llegar a presentar por este dolor de cuello, también existen otros cuantos factores a tomar en cuenta que pueden definir a esta cervicalgia, estando por ejemplo:

  • Un dolor que se hace más fuerte en posición erguida.
  • Rigidez en el área del cuello.
  • Imposibilidad o molestia al girar la cabeza.
  • Dolor en el cuello al ser palpado.
  • Aparición de dolor en los brazos al mover el cuello.

Este último síntoma que hemos mencionado podría reflejar una cervicalgia aguda, algo que puede ser insoportable para quien lo padece y que a veces puede confundirse con otras enfermedades que se asocian al dolor del hombro y del brazo.

Las diferentes causas que pueden provocar un dolor de cuello mencionan principalmente a una tortícolis así como también a una artrosis en la columna vertebral; de allí que el tratamiento sugerido por un médico general menciona a determinados analgésicos, antiinflamatorios y a unos cuantos relajantes musculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *