La pérdida de un ser querido puede traer sentimientos sobrecogedores de dolor, depresión y enojo. Para algunas personas, el choque y el estrés del duelo pueden incluso ocasionar un ataque cardíaco.
Un estudio nuevo realizado a cerca de 2 mil sobrevivientes de ataques cardíacos halló que los ataques fueron mucho más propensos a ocurrir poco tiempo después de la muerte de algún miembro de la familia o un amigo cercano que en cualquier otro momento. Y el riesgo de sufrir un ataque cardíaco parece disminuir a medida que el dolor desaparece.

dolorataquecardiaco

Casi el 14 por ciento de los participantes del estudio habían perdido a alguien cercano en los 6 meses anteriores a sufrir el ataque cardíaco. Tras analizar el tiempo relativo de cada ataque y el proceso de duelo, los investigadores estimaron que el riesgo de sufrir un ataque al corazón es 21 veces mayor en las primeras 24 horas tras una muerte de lo que es 6 meses después.

El riesgo disminuye regularmente con cada día que pasa tras la pérdida de un ser querido, pero aún así se mantiene 8 veces mayor tras una semana de la muerte y 4 veces mayor tras un mes.

Esto sugiere que si se añade el dolor por una pérdida a los factores de riesgo tradicionales para enfermedades de las arterias coronarias, ya sea fumar, hipertensión arterial, historial médico, el dolor del duelo puede llegar a poner a la persona al borde del abismo.
Otras emociones como la depresión o ansiedad asociadas al duelo también pueden tener alguna responsabilidad en el riesgo de ataques cardíacos.

4 comentarios

  1. MaribelLoya

    31 Agosto, 2015 a 8:50

    Me gustan sus articulos

  2. ORLANDO BRITO

    16 Noviembre, 2015 a 20:30

    La muerte de un ser querido representa un dolor incalculable, es cierto que la forma de la muerte influye circunstancialmente en el porcentaje de intencidad, no es igual estar mas o menos preparados debido a una previa enfermedad que en cierto modo nos tendria en alerta o mas o menos preparado para el momento, a que todo suceda en una forma imprevista donde nos agarra desprevenido, de todas formas las dos son dolorosas y dificiles de afrontar, de cualquier forma del modo que sea representa una gran perdida causante de un gran dolor que inclucive provoca tambien morir y acabar con el sufrimiento que nos embarga, pero dejemos a dios el privilegio de decidir nuestro futuro, lo que si es ciero es que el dolor no lo cura nada, mientra haya conciencia habra dolor y remordimiento…no es facil

  3. MaribelLoya

    16 Noviembre, 2015 a 23:14

    Estoy totalmente de acuerdo muchas gracias por tu compartmiento, apenas hoy hace 3 meces murio my madre y estoy trabajando my duelo no es nada facil pero sigo en la lucha saludos

  4. Yola Herrera

    12 Diciembre, 2015 a 3:03

    si se tienen sentimientos de coraje porque los Doctores actúan muy mal dicen “que porque ya están grandes es mejor no hacerlos sufrir” y por ese motivo ya no les hacen NADA. Será justo ? la pérdida de nuestros Padres creo que nunca se supera mi Papi hace un mes falleció y estoy muy, muy triste, él era toda mi vida, no se que voy a hacer de mi vida ya sin él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *