El amor es uno de los sentimientos más importantes. Sin duda, el amor produce emociones muy positivas y gratificantes como muestra  el sentimiento de plenitud que experimenta una persona cuando se enamora.

bebe-y-mama

Pero además, uno de los tipos de amor más potentes es el que siente una madre por su hijo a lo largo de su vida puesto que cualquier madre sigue teniendo un gran instinto protector por su hijo a pesar de la edad. Pero el cuidado de la madre es especialmente importante para el desarrollo del bebé durante los primeros meses y años de vida. Recientemente, un estudio elaborado por la Universidad de Duke en Estados Unidos que ha sido elaborado en 482 niños ofrece nuevos datos sobre la relación materno-infantil y el efecto del amor en los niños.

Dicha investigación determina la calidad del cuidado y el amor de los niños por parte de su madre cuando tenían 8 meses de edad. A partir del conocimiento de estos datos, se determinó el grado de felicidad experimentado a los 34 años de edad. De este modo, aquellos niños que se han sentido queridos y protegidos en su infancia también tienen la sensación de tener menos angustia en la edad adulta. Por tanto, una infancia segura también implica una etapa adulta a nivel emocional pleno para poder afrontar el reto de vivir en plenitud. Una plenitud que supone un grado de autoestima óptimo que permite un perfecto cuidado de uno mismo y también la capacidad de tener relaciones de amistad gratificantes con los demás.

Sin duda, este estudio elaborado por la universidad de Duke debe servir como información de referencia para todas aquellas mujeres embarazadas que están a punto de afrontar con éxito el reto de la maternidad.  Una experiencia que cambia la vida de cualquier mujer en un momento único e irrepetible de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *