Unos pocos minutos de ejercicio pueden ayudar a los niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) a desempeñarse mejor académicamente, según un nuevo estudio dirigido por un investigador de la Universidad Estatal de Michigan.
El estudio muestra por primera vez que los niños con TDAH pueden disminuir mejor las distracciones y concentrarse en una tarea después de una sola sesión de ejercicio. Los científicos dicen que tal “control inhibitorio” es el principal desafío que enfrentan las personas con este trastorno.

Esto proporciona evidencia muy temprana de que el ejercicio puede ser una herramienta en el tratamiento no farmacéutico del TDAH. Los investigadores del estudios estipulan que su primer curso de acción sería recomendar a los psicólogos que les hicieran aumentar la actividad física a los niños tratados con este trastorno.

Mientras que los medicamentos han demostrado ser muy efectivos en el tratamiento de muchos de los 2,5 millones de niños en edad escolar con TDAH en Estados Unidos, un número creciente de padres y médicos se preocupa por los efectos secundarios y los costos de los medicamentos.

Lamentablemente, ciertas investigaciones han dado a conocer que los niños con TDAH suelen encontrarse menos activos físicamente. Mientras tanto, muchas escuelas han recortado los recreos y la educación física como una medida para reducir los presupuestos.
El ejercicio físico es siempre beneficioso, e incluso necesario, para las personas. Y si esto implica, además, ayudar a mejorar los síntomas de condiciones médicas específicas, debería formar parte de los hábitos diarios como lo es la higiene, la alimentación y demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *