Las personas que sufren de ansiedad pueden encontrar algo de alivio a través del ejercicio regular, informaron los investigadores.

La ansiedad acompaña con frecuencia a enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades del corazón, y la carga constante puede interferir con el tratamiento para estas condiciones. Aunque se podría esperar que los síntomas de ansiedad sean elevados entre individuos que enfrentan una enfermedad crónica, los síntomas pueden no ser reconocidos ni tratados.

Aunque el papel del ejercicio en el alivio de los síntomas de depresión ha sido bien estudiado, el impacto en los síntomas de ansiedad ha recibido relativamente poca atención. Los resultados de la revisión añaden al creciente cuerpo de evidencia que las actividades físicas como caminar o levantar pesas pueden ser tratamientos efectivos para ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad entre los pacientes.

Para el estudio el equipo revisó 40 ensayos que incluyeron a 2.914 personas con diversas condiciones médicas, incluyendo enfermedades cardíacas, esclerosis múltiple, cáncer y dolor crónico. En el 90 por ciento de los estudios, las personas asignadas a un programa de ejercicio mostraron menos síntomas de ansiedad -incluyendo sentimientos de preocupación, temor y nerviosismo- que los que no hicieron ejercicio.

De hecho, el ejercicio regular ha demostrado reducir los síntomas de ansiedad en un 20 por ciento. A pesar de que la mayoría de estos grupos de pacientes no tenían las puntuaciones de ansiedad muy elevadas al comienzo de la práctica de ejercicio, los síntomas de esta se redujeron.
Hacer ejercicio durante 30 minutos fue más eficaz en la reducción de la ansiedad que los períodos de ejercicio más cortos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *