Aquí hay otra buena razón para ponerse en forma: La actividad física podría reducir la muerte relacionada con la demencia, según un estudio nuevo.

Investigadores evaluaron la salud de más de 45 mil hombres y cerca de 15 mil mujeres, entre las edades de 20 y 80 años, en Estados Unidos y los agruparon en una de las tres categorías de aptitud física: baja, mediana, alta.
Tras un seguimiento promedio de 17 años, cerca de 4.050 participantes murieron. De aquellas muertes, 164 fueron atribuidas a casos de demencia (72 de demencia vascular y 92 de enfermedad de Alzheimer). De las 164 muertos, 123 de las personas se habían encontrado en el grupo de baja aptitud física, 23 en el de mediana y 18 en el de alta.

Las personas que se habían encontrado en los grupos de alta y mediana aptitud física tenían la mitad del riesgo de morirá que aquellos en el grupo de baja aptitud, según concluyeron los investigadores.

Estos hallazgos apoyan las campañas de promoción de actividad física por organizaciones como la Asociación del Alzheimer y deberían incentivar a los individuos a estar físicamente activos.
Uno de los autores del estudio dice que seguir las recomendaciones actuales acerca de la actividad física que ofrece el Colegio Americano de Medicina del Deporte ayudará a los individuos a mantenerse fuera de la categoría de baja aptitud física y podría reducir el riesgo de morir de demencia.

El estudio no prueba que el ejercicio previene la demencia, sin embargo. Otros factores podrían entrar a jugar un papel en lo que a esto respecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *