La honestidad es el componente principal para la recuperación a una adicción. Se debe ser enteramente honesto con uno mismo y con los demás antes de que un verdadero cambio ocurra. El sexto paso en la recuperación al alcoholismo consiste en “permitir a Dios que se lleve todos aquellos defectos del carácter”. No es tan fácil como suena, pero de suma importancia.

adiccion

Un componente interesante de las adicciones es la negación. Algunos de estos defectos en el carácter no son vistos como tales gracias a la negación, que convence de que un comportamiento absurdo tiene sentido. La mayoría de estos defectos del carácter son mecanismos de defensa que aprendemos en nuestra infancia; muy difíciles de dejar ir, puesto que en algún momento sirvieron para sobrevivir distintas situaciones, pero que en la actualidad no hacen más que dañar.

Cuando se comprende que adentro existe un niño dañado que necesita compasión en lugar de enjuiciamiento, el cambio en uno mismo puede empezar a ocurrir. La persona puede comenzar a aceptar sus errores, en vez de condenarlos, y hacer el esfuerzo que implica modificarlos.

La adicción es una enfermedad violenta que destruye a la persona afligida y lastima a la gente que la rodea. La adicción incita a creer a la persona que es un ser humano defectuoso que merece el dolor y el sufrimiento que la enfermedad acarrea.

A medida que se permita la persona adicta entenderse, reflexionar sobre quién es genuinamente, el comportamiento defensivo y dañino poco a poco irá desapareciendo.

1 comentario

  1. federico porras obando

    25 Junio, 2013 a 5:20

    es interesante cuando se llega ala meditacion de quien es genuinamente uno en adiccion activa y cundo se le permite a un poder superior eliminar todos los defectos o mas bien,eliminar todo este tipo de comporatmientos aprendidos en la infancia que hacen dano pues ay que tener paciensia y esto desaparesera creo que que un nino lastimado no debe ser enjuiciado sino la compasion con el lo libera es algo tremendo ya que yo estuve en hogares crea y fui confrontaDO Y A LA VEZ AYUDADO CREO QUE ME SIRVIO DE MUCHO LA VERDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *