Muchos de nosotros encontramos las redes sociales como grandes herramientas para mantener el contacto con personas con las cuales se nos haría difícil hacerlo de otra manera.
Pero hasta qué punto esto no es perjudicial si no sabemos controlarnos.

El uso de Facebook para el seguimiento de un ex puede impedir seriamente la capacidad para sanar los quebrantados de corazón y seguir adelante, según dicen expertos en psicología.
Las personas que se dedican a vigilar a su ex pareja mediante Facebook, es decir, que observan con frecuencia la página de su ex pareja en Facebook y su lista de amigos, informan un retraso en la recuperación emocional después de una ruptura respecto a las personas que se dedican a observarla menos.
Ellos reportaron una mayor dificultad por la ruptura, sentimientos más negativos hacia la ex pareja, como los celos y hostilidad, mayor deseo sexual y anhelo de la ex-pareja, y menos crecimiento personal.

Investigaciones anteriores han indicado que un tercio de los usuarios de Facebook utilizan el sitio para supervisar las actividades de sus ex parejas.
Tal  “amistad” continuada permite a los antiguos amantes vigilar a los demás a través de actualizaciones de estado, publicaciones en el muro y fotos. Y dependiendo de la configuración de privacidad de una persona, incluso un ex que no se encuentra en la lista de amigos puede ser capaz de obtener información a través de distintas maniobras.

Sin embargo, el hecho de que este fenómeno de internet permita hacer un seguimiento de alguien, no significa que sea responsable de dicho comportamiento. La persona que lo hace, desde un comienzo se encuentra con una motivación determinada y una necesidad de calmar la ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *