Al insomnio se lo describe como un estado caracterizado por la imposibilidad de conciliar el sueño, independientemente de la presencia de factores externos perturbadores, como los son la luz, los ruidos, el calor, etc.

Sumidos en el sueño transcurre aproximadamente un tercio de nuestra vida.

El sueño, o más exactamente, dormir, es el medio que la naturaleza ofrece para proteger nuestra salud psicofísica. Fundamentalmente, se trata de un factor de adaptación que nos permite recuperar las energías musculares y nerviosas consumidas durante el día.

Aprender a dormir, con el sueño beato de los bebés, es posible. Es un resultado que se puede obtener sin recurrir a somníferos, ni a la familiar píldora que a menudo se ingiere con la ilusión de conquistar, aunque sea por un tiempo poco prolongado, algo de serenidad y que fácilmente se vuelve una pesada hipoteca sobre la capacidad de dormir. Lo importante es conocer mejor los mecanismos del sueño y apelar a nuestra voluntad, para que se convierta en un aliado que nos ayude a vivir mejor el tiempo de vigilia.

Pora comenzar, hay que erradicar falsos prejuicios, como el de que “durmiendo se pierde el tiempo”. Durante el sueño, lejos se está de perder el tiempo, ya que por el contrario, en él se recuperan las energías físicas y psíquicas, además de que se ordenan en la memoria de la sinapsis cerebral miles y miles de informaciones que de otra manera estarían dispersas en el caos de la conciencia.

Si se pretende saber si se ha dormido la cantidad de tiempo suficiente para que ello se produzca, la respuesta es muy simple, ya que para ello, debe sentirse fresco, descansado, en forma. Es allí cuando se puede decir que el sueño alcanzado ha sido lo suficientemente largo y profundo. Pero a veces, en la realidad, la cuestión no es tan fácil y hay muchas personas a las que no les basta dormir mucho para sentirse mejor. De la misma manera, hay quienes sólo requieren de unas pocas horas de sueño, lo cual les resulta lo mismo que haber dormido toda una noche de sueño profundo. Por ello, puede decirse que la cuestión es algo subjetiva y depende de lo que cada persona requiera para sentirse mejor y en un estado que le permita recuperarse del desgaste físico y mental de su día.

  • Causas del insomnio

    El insomnio ocasional es un trastorno cada vez más presente en la sociedad actual muy vinc…
  • Los alimentos contra el insomnio

    Los problemas del sueño, conocidos como insomnio, son algunos de los problemas de salud má…
  • El insomnio tecnológico

    El uso de la tecnología aumenta cada vez en la vida de las personas y esto repercute en su…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *