Incluso después de que se despojan de sus kilos de más, las mujeres que han sido obesas aún tienen que lidiar con “los prejuicios anti-grasa”, según un nuevo estudio.
Los investigadores se sorprendieron al encontrar que las mujeres actualmente delgadas son vistas de forma diferente en función de su historia de peso. Aquellas que habían sido obesas en el pasado eran percibidas por el resto de la gente, como menos atractivas que las que siempre habían sido delgada, a pesar de tener idéntica altura y peso.
Los participantes del estudio mostraron mayor sesgo en contra de las personas obesas después de haber sido informados acerca del historial del peso, en comparación con las mujeres que habían mantenido un peso saludable estable.

Los investigadores dijeron que estaban preocupados sobre todo por el hallazgo de que las actitudes negativas de los participantes hacia las personas obesas aumentó cuando se les dijo falsamente que el peso corporal se controla fácilmente.

El mensaje que escuchamos a menudo de la sociedad es que el peso es muy controlable, pero la ciencia en el campo de la obesidad en el momento sugiere que la fisiología y la genética de cada persona, así como el entorno de los alimentos, son jugadores realmente grandes en el mantenimiento y la pérdida de peso.

El mantenimiento de peso en realidad es más incontrolable, sin importar la fuerza de voluntad, conocimiento y dedicación. Sin embargo, muchas personas que son percibidas como “gordas” se esfuerzan en vano por bajar de peso con el fin de escapar de este estigma social doloroso. Tendríamos que repensar nuestros enfoques y puntos de vista sobre el peso y la obesidad.

1 comentario

  1. odalys de la caridad gomez carballea

    12 agosto, 2012 a 8:40

    serái muy bueno, porque así me ayudarían a bajar unos 20 kilos que tengo de más, la apariencia física delgada es muy bonita, pero para mí representa mucho más , si pudiera bajar de peso ganaría salud, porque estoy operada de cancer de tiroide y de mama, por lo que saben que ambos dos no se llevan,…., mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *