El estrés laboral duplica el riesgo de desarrollar diabetes en las mujeres que tienen poco o ningún control sobre lo que hacen en el trabajo, de acuerdo con un nuevo estudio canadiense. Lo mismo no es aplicable para los hombres.
Según Peter Smith, autor principal de un estudio realizado durante nueve años por investigadores del Instituto de Trabajo y Salud y el Instituto de Ciencias Evaluativas en Toronto, los hombres y las mujeres reaccionan de manera diferente al estrés laboral

Smith sugiere, como una posible explicación de los resultados, que las mujeres con estrés pueden ser más propensas a recurrir a los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar que los hombres.

Las principales razones señaladas en el estudio para el aumento del riesgo para las mujeres son las interrupciones del funcionamiento del sistema neuroendocrino e inmunitario y el aumento o el prolongamiento de la liberación de cortisol y de la hormona simpática en reacción al estrés; y los cambios en la dieta y el gasto de energía que esto implica, posiblemente como mecanismos de supervivencia.

Los investigadores observaron de cerca a 7.443 mujeres que trabajaban en la provincia canadiense de Ontario, sin presentar un diagnóstico previo de diabetes.
Los resultados mostraron que el 19 por ciento de los casos de diabetes en las mujeres se debían a lo que se comprendió como “poco control sobre su trabajo”, un porcentaje mayor que el de factores como fumar, beber alcohol o un bajo nivel de actividad física, aunque inferior al de la obesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *