La producción excesiva de hormonas T3 y T4 suele presentarse, en la mayoría de los casos, como consecuencia de la existencia de inmunoglobulina que estimula a las glándulas tiroides a trabajar más de lo que es necesario.

De la misma manera que ocurre con otra enfermedad relacionada con estas hormonas, que es el bocio, algunas alteraciones de esta glándula pueden ser tan marcadas que se produce un incremento en de su tamaño causando un efecto muy antiestético en el cuello. El origen de la producción de este anticuerpo no ha sido determinada con claridad aún, pero está relacionada tanto con factores emocionales y psicológicos como con la historia genético de quien la padece. El síntoma más certero en el hipotiroidismo es la aparición de bocio con una gran cantidad de nódulos, y el grupo poblacional más afectado son las mujeres que tienen entre 40 y 50 años, quienes suelen padecer períodos  sucesos de varios meses en los que se incrementan los síntomas.

Ente los síntomas mencionados se encuentran:

Debilidad muscular: lo más frecuente es la pérdida de fuerza en los muslos, siendo necesario ayudarse con los brazos para lograr levantarse de un asiento.

Falta de tolerancia al calor: el incremento del ritmo del metabolismo es una consecuencia del padecimiento del hipotiroidismo y genera un exceso de calor corporal que el organismo elimina mediante el sudor, es por ello que el mismo puede volverse excesivo. Así, en los lugares en los cuales el clima es tropical o más cálido se sufre con mayor intensidad a esta enfermedad.

Además, esta alteración del metabolismo puede tener efectos negativos en la personalidad o carácter, causando malhumor, irritabilidad y enojos sin justificación.

Menstruación en forma irregular: el hipotiroidismo puede llegar a afectar a la menstruación haciendo que ésta se vuelva irregular e incluso hasta puede hacerla desaparecer. Puede darse el caso de que si no se trata la enfermedad de modo correcto las posibilidades de embarazo disminuyan notablemente en la paciente.

 

Palpitaciones: la gran mayoría de quienes padecen hipotiroidismo sienten como los latidos de su corazón se acelera más de lo normal. Esto puede afectar en mayor intensidad a las personas mayores causando fibrilación auricular o paros cardíacos.

Pérdida de peso: los levados niveles de hormonas en la sangren hacen que el organismo deba consumir mayor cantidad de energía, o sea, calorías. De esta forma puede ser que el peso corporal se vea disminuido.

3 comentarios

  1. ana

    1 Mayo, 2011 a 12:11

    hola, queria alguna opinion medica. tengo la tiroides alta dentro de los limites “normales”, y mi menstruacion es muy escasa y no dura mas de 2 o 3 dias. podria estar relacionado? gracias.

  2. Anita

    1 Diciembre, 2011 a 16:55

    hola tengo un bebe con sindrome de down diagnosticado con hipotiroidismo puedes ayudarme a orientarme de como ayudarle

  3. nelly

    23 Marzo, 2012 a 21:42

    Quería recomendar a todas aquellas personas que sufren de este mal, que acudan lo más pronto a un médico endocrinólogo para que de inmediato empiecen su tratamiento y se pueda controlar cuanto más antes mejor.
    Suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *