El hipotiroidismo es el cuadro clínico que deriva de una reducida actividad de la glándula tiroides. Las hormonas tiroideas (T3 y T4), cuya síntesis está regulada por la hormona tirotrofina (TSH) secretada en la hipófisis, tienen como misión fundamental regular las reacciones metabólicas del organismo. Cuando las hormonas tiroideas disminuyen, la secreción de TSH aumenta en un intento por conseguir que la tiroides trabaje al máximo para recuperar el nivel normal de hormonas tiroideas, situación que no consigue cuando el hipotiroidismo se encuentra establecido. El hipotiroidismo se caracteriza por una disminución global de la actividad orgánica que afecta a funciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas, etc

El-hipotiroidismo

Esta condición es especialmente frecuente en el sexo femenino a partir de los 40 años, aunque puede darse en otras edades y en varones. Las intervenciones quirúrgicas de la tiroides por nódulos, hipertiroidismo o por carcinoma pueden ser igualmente causa de hipotiroidismo.

Los medicamentos antitiroideos como carbimazol, metimazol o propiltiouracilo, fármacos muy ricos en iodo como el antiarrítmico amiodarona o de jarabes mucolíticos puede paralizar la síntesis de hormonas tiroideas o generar anticuerpos antitiroideos provocando hipotiroidismo. El tratamiento con litio, que se emplea en la psicosis maníaco-depresiva bloquea la salida de hormonas tiroideas y también es causa de hipotiroidismo. Los defectos enzimáticos pueden cursar con aumento del tamaño de la glándula, lo que se conoce con el nombre de bocio. Son más raros los hipotiroidismos llamados secundarios, que están producidos por falta de secreción de TSH por la hipófisis. En estos casos la glándula tiroides está intacta, pero falta su hormona estimuladora, lo que hace que no funcione, dando lugar a una disminución de hormonas tiroideas en la sangre. En estos casos nunca aparece bocio.

Entre los síntomas iniciales cuentan: sensibilidad al frío, estreñimiento, depresión, fatiga, períodos menstruales abundantes, dolor muscular o articular, palidez o piel reseca, cabello o uñas quebradizas y débiles,  aumento de peso  y debilidad.

Su tratamiento es mediante administración de levotiroxina.

3 comentarios

  1. maria

    2 Marzo, 2012 a 8:42

    yo llevo mas de dos años con hipotiroidismo y tomando eutirox 50 y de 76 kilos peso 91 incluyendo dietas que no han servido para nada

  2. juani

    21 Octubre, 2013 a 19:52

    tengo hipoteroisdismo desde hace 26 años, y tomo eutirox 200, engordé mucho y como a Maria las dietas para nada, tengo todos los síntomas más el de malísima memoria, gracias por la información que nos vas dando.

  3. eva

    1 Septiembre, 2014 a 15:45

    Tengo tiroiditis de hashimoto y tb tomo levotiroxina esto es hipotiroidismo??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *