En un estudio llevado a cabo por la Universidad de Michigan en el año 2006 mostraron que el jengibre tomado en pequeñas dosis de polvo pudo ayudar a reducir el cáncer de ovario. Se estudio el polvo de alta calidad diluyéndolo en una solución y aplicándolo en las células que provocan el cáncer de ovario, y este polvo provocaba la muerte de las mismas.

jengibre-1

Existía dos muertes diferentes para las células: la primera era la apoptosis, cuando las células se ‘suicidaban’ y la segunda era la autofagia en las que las células se atacaban. La doctora Rebecca Liu, quien estuvo al frente de esta investigación anunció que los resultados son muy favorables en lo que a la investigación del cáncer de ovario se refiere. Ella declaró que las gran parte de las personas que desarrollan cáncer de ovarios recurrente se van volviendo con el paso del tiempo resistentes a la quimioterapia estándar, que se encuentra asociada con la apoptosis. Si el jengibre ayuda a provocar la muerte celular por autofagia, además de apoptosis se evitaría la resistencia causada por la quimioterapia convencional.

Si bien estos datos parecen ser alentadores, la realidad es que queda mucho por estudiar e investigar antes de establecer los resultados finales. El siguiente paso será probar este remedio en animales de laboratorio y luego pasar a los ensayos con seres humano, lo que podría tardar años hasta llegar a los resultados requeridos.

Ya que el jengibre no provoca daños secundarios, el beneficio de que se trate de un tratamiento natural y no sea tan duro como la radiación es la cirugía es muy positivo, ya que permitiría inhibir el crecimiento de las células del cáncer de ovario como una alternativa más para ser usada bajo el estricto control de un médico.

Por eso, en el momento que lo vayas a usar debes recordar lo importante que será salvar a tu cuerpo de daños que pueden ser graves o no tan graves.

1 comentario

  1. Marián

    16 Febrero, 2014 a 14:27

    Se debe descansar de tomar jengibre? si es así, durante cuanto tiempo? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *