¿Te despiertas con el sonido de una alarma de lunes a viernes? Eso puede ser una señal de que tu reloj biológico no está de acuerdo con tu horario diario, una situación que con el tiempo puede abrir la puerta a la ganancia de peso y otros problemas de salud.

jetlag

Investigadores europeos han acuñado el término “jet lag social” para describir la práctica demasiado común de seguir un horario de sueño diferente en los días de semana frente al fin de semana. Nuestros ritmos circadianos están sincronizados con nuestros ocupados horarios de trabajo, según la teoría, por lo que cada fin de semana, estamos efectivamente yendo y viniendo entre las zonas de tiempo sin tener que abandonar el terreno.

El jet lag social es la discrepancia entre lo que nuestro reloj biológico quiere que hagamos y lo que nuestro reloj social quiere que hagamos. Casi parece como si la gente en un viernes por la noche volara de París a Nueva York, y en la mañana del lunes volara de regreso.

Esta interrupción semanal es más que una simple molestia. En un nuevo estudio, investigadores encuestaron acerca de los hábitos de sueño de más de 65.000 adultos y encontraron que las personas con diferentes horarios de sueño entre los días de semana y los de fin de semana tenían el triple de probabilidades de tener sobrepeso.
Lo que es más, el índice de masa corporal (IMC) de las personas con sobrepeso tendía a aumentar según la brecha entre las diferencias horarias entre los días de la semana y el fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *