El temor incontrolado a ponerse al volante de un coche y circular, es un trastorno más habitual de lo que parece, pero generalmente se sufre en silencio, ya que incide de forma negativa en la autoestima de quien lo padece.

Se denomina amaxofobia, y sus causas son variables, aunque existen factores comunes a todas las personas que la padecen:

  • El miedo aparece nada más obtener el permiso de conducir
  • El problema aumenta si han presenciado un accidente grave
  • Temen su propia inseguridad, porque necesitan tenerlo todo controlado
  • Personas que han padecido depresión o sufren estrés
  • Personas que padecen trastornos fóbicos

amaxofobia

Terror a los imprevistos

Cualquier imprevisto o situación que se salga de sus pautas habituales les lleva al borde de un ataque de ansiedad. Sienten nerviosismo, taquicardia, baja autoestima, impotencia, frustración y tristeza, ya que a ellos mismos les cuesta comprender la causa de su trastorno.

Por eso, al cabo del tiempo, prefieren no conducir si intuyen una situación de riesgo, lo cual les convierte en personas dependientes y obligadas a cambiar de planes porque nunca pueden enfrentarse a sus miedos y no saben cómo superarlos.

Practican siempre los mismos itinerarios y evitan las situaciones que les hacen sentirse inseguros, como el tráfico denso o las autopistas.

Existe un porcentaje más alto de mujeres que de hombres que la padece, sobre todo a partir de los cuarenta años. En los hombres puede presentarse a partir de los sesenta años y se relaciona con el deterioro de las aptitudes psicofísicas

La amaxofobia puede superarse con el consejo de un profesor de formación vial y con la ayuda de un psicólogo especializado en fobias.

1 comentario

  1. Anita

    24 Septiembre, 2014 a 7:45

    Por fin obtengo la respuesta a uno de mis miedos, es increíble lo mucho que refleja lo que siento. Simplemente gracias por el articulo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *