Numerosos estudios afirman que un régimen alimenticio correcto contribuye a disminuir las tasas de prevalencia de la diabetes. Por lo tanto, la alimentación no se puede descuidar, especialmente si padecemos esta enfermedad.

8e4ad5dfd810b15ec923e4e67c2a6c58

El régimen alimenticio de un diabético debe aportar la ración calórica proporcional a sus necesidades energéticas y a su peso. Sólo el médico está capacitado para delimitar el régimen de comidas de un enfermo de diabetes. Cada caso es diferente, en función de la actividad física, la edad y la forma concreta de la diabetes.

El régimen alimenticio de un paciente de diabetes debe tener en cuenta los principales compuestos de los alimentos, concretamente las vitaminas, los minerales y los oligoelementos. Para evitar la monotonía, reemplazar de vez en cuando un alimento por otro con los mismos principios. Por ejemplo, se puede substituir la legumbre por otro tipo de féculas.

El menú debe estar compuesto por siete grandes clases de alimentos, a saber las materias grasas, las verduras, los pescados y la carne, la fruta, los cereales, y los productos lácteos.

En ningún caso, el azúcar puede formar parte de esta lista, salvo en caso de sufrir una hipoglucemia. En la práctica, existen 3 grandes categorías de alimentos para los diabéticos. Están los alimentos con una proporción media de glúcidos que pueden ser consumidos bajo control médico, la leche, las verduras y ciertos cereales como el arroz y la pasta.

En la segunda categoría se encuentran los alimentos pobres en glúcidos que se pueden comer libremente, como la carne y el pescado, las materias grasas y algunas frutas, sandía, moras, pomelo, etc.

Finalmente, existe una serie de alimentos que están absolutamente prohibidos para un enfermo de diabetes: las frutas con alto contenido en azúcar como el plátano, la castaña, los frutos secos; la repostería y las bebidas azucaradas.

1 comentario

  1. MAITE

    7 abril, 2014 a 18:52

    AUNQUE NO E CONECTADO NUNCA CON VDS. SUS COMENTARIOS SOBRE LA DIETA ME HAN SERVIDO DE MUCHO GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *