Es innegable que la vida urbana moderna ha traído consigo el problema del sedentarismo y el estrés, causas indiscutibles que favorecen el desarrollo del estreñimiento.

Según la European Heart Network, España se sitúa entre los 10 primeros países europeos con más sedentarismo, pero no solo eso, otro estudio llevado a cabo por la consultora Towers Watson, el Global Workforce Study, desvela que nuestro país es el que tiene los niveles de estrés más altos entre su población trabajadora. Pero, ¿cómo puede afectar esta epidemia del siglo XXI a nuestro aparato digestivo?

Por un lado, el estrés nos hace comer peor, más rápido y nos dificulta llevar a cabo una dieta saludable, además, es sabido que nuestro aparato digestivo está directamente conectado con nuestra mente. El estrés y los factores emocionales pueden hacernos perder la regularidad del ritmo intestinal.

Por otro lado, el sedentarismo es otro de nuestros peores males en el siglo actual. La falta de ejercicio y movilidad paraliza nuestra función intestinal, necesitamos tonificar nuestros músculos para evitar que disminuya el ritmo intestinal y mejorar así nuestro tránsito.

estrenimiento

Algunos consejos para combatir el estreñimiento.

Ayudas naturales

Existen ciertos alimentos que podemos introducir de una forma sencilla en nuestra dieta diaria. Por ejemplo, sustituir el bollo o bocadillo del almuerzo en la oficina por algunas ciruelas puede favorecer nuestro tránsito intestinal. Suplir el café después de comer por una infusión o un té nos portará una dosis importante de agua que seguro que nuestro cuerpo agradece. Del mismo modo, se pueden encontrar comprimidos reguladores intestinales compuestos por productos naturales como el Aloe, que contribuye a mejorar el ritmo del tránsito intestinal, o la manzanilla, que mejorar la digestión, como es el caso de Fuca Aloe.

Técnicas de relajación

Un pequeño masaje en el abdomen o en los pies nos puede calmar posibles dolores y estimular el sistema nervioso. Controlar nuestra respiración abdominal y concentrarnos en ella durante 10 minutos al día, dejando de lado todo tipo de preocupaciones, nos liberará y nos ayudará a entrar en un estado de calma. Darnos un mínimo de media hora para comer y, después, concedernos unos minutos de tranquilidad también ayudará ya que una buena digestión puede contribuir al equilibrio mental.

El ejercicio físico

Por supuesto, realizar ejercicio físico un mínimo de tres veces por semana mejorará nuestro tránsito intestinal y nos ayudará igualmente a liberar tensiones. Caminar, correr, nadar o montar en bicicleta puede contribuir a luchar contra el estreñimiento por sedentarismo. Igualmente, los ejercicios que trabajan la zona abdominal también son recomendables ya que ayudan a disminuir las molestias que causa el estreñimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *