Las personas que sufren del síndrome de Behcet se caracterizan por sufrir una inflamación de tipo crónico sobre los vasos sanguíneos en todo su cuerpo. La sintomatología del síndrome de Behcet puede estar distribuida por casi todo el organismo. Los síntomas más frecuentes que podemos observar en las personas que padecen el síndrome de Behcet son la aparición de llagas en la boca, llagas en los órganos reproductivos y en otras regiones de la piel. Asimismo, las personas con síndrome de Behcet pueden sufrir una severa hinchazón en distintas partes de sus ojos.

El sindrome de Behcet

La mayor parte de los casos de síndrome de Behcet, por lo demás, viene acompañado por una fuerte hinchazón y dolores articulares. Los casos más graves de esta afección pueden incluir también la formación de coágulos sanguíneos, meningitis, inflamación del sistema digestivo y hasta ceguera permanente.

A pesar de que se trata de una enfermedad bastante estudiada, los médicos aún no pueden dilucidar la causa y el origen del síndrome de Behcet. Es una enfermedad que tiene mayores niveles de incidencia en Asia y Medio Oriente que en los Estados Unidos o Europa. La franja etaria que se ve más afectada por esta enfermedad es la que se sitúa entre los 20 y los 40 años de edad.

Los tratamientos del síndrome de Behcet suelen ser bastante complicados, dado que en esta enfermedad los síntomas son bastante recurrentes y pueden no desaparecer de forma definitiva en ningún momento. Vale destacar que los tratamientos utilizados en la actualidad contra el síndrome de Behcet se concentran en la disminución del dolor que sufre el paciente, dado que no existe una cura definitiva para esta enfermedad. Por esta razón, es bastante normal que los pacientes sufran varias recaídas en el lapso de uno o más años (y hasta en pocos meses seguidos).

1 comentario

  1. yoselin Maldonado Encarnacón

    28 agosto, 2012 a 22:53

    quisiera tener más información ha cerca de esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *