Alrededor del 6% de la población española lo padece, aunque la mayoría de los pacientes están sin diagnosticar. Por primera vez en España, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad apoyó, el pasado 23 de septiembre, el Día Nacional del Síndrome de Piernas Inquietas. Se trata de una enfermedad que afecta a alrededor del 6% de la población española y que, en algunos casos, solo permite dormir una media de tres horas diarias.

 

piernasinquietas

Por este motivo, y puesto que la mayoría de los pacientes están sin diagnosticar, UCB y la Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI) organizaron la “Ponte en Marcha por el Síndrome de Piernas Inquietas”, con el objetivo de movilizar a la población para sensibilizarla sobre esta neurológica.“Haber logrado que se reconozca el Día Nacional del Síndrome de Piernas Inquietas es todo un hito que, sin duda, permitirá que esta enfermedad se haga más conocida y, consecuentemente, más diagnosticada en nuestro país”, comentó Esperanza López,presidenta de AESPI. De hecho, se escogió el 23 de septiembre puesto que se trata de la fecha de nacimiento de uno de los descriptores de la enfermedad, el doctor sueco Karl Ekbom. Por su parte, el director médico asociado del Área Terapéutica de Sistema Nervioso Central de UCB, el doctor Javier Alcázar, explicó los motivos que han motivado esta campaña: “Con esta iniciativa queremos hacer más visible a la sociedad esta enfermedad poco conocida. Nuestro objetivo es concienciar sobre la importancia de detectar los síntomas lo antes posible e invitar a todas las personas que lo deseen a participar en un encuentro altruista en el que podrán colaborar con los pacientes”. Para “poner en marcha” a la ciudadanía, se recreó un espacio en el C.C. Príncipe Pío de Madrid para que todas las personas interesadas pudieran movilizarse por esta dolencia, también conocida como Enfermedad de Willis-Ekbom, a través del ejercicio físico. La iniciativa tuvo un carácter solidario y por cada kilómetro recorrido, UCB donó 1 euro para la investigación del SPI y la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Cauas del síndrome de piernas inquietas: https://www.blogdefarmacia.com/la-causa-del-sindrome-de-las-piernas-inquietas/

Otro aryículo sobre el síndrome de piernas inquietas: https://www.blogdefarmacia.com/sindrome-de-piernas-inquietas/

7 comentarios

  1. maria jesus pons carreras

    29 septiembre, 2012 a 18:49

    atencion a intolerancias alimentarias, especialmente al gluten,, hay una concordancia del 35 por ciento

  2. Gema

    29 septiembre, 2012 a 19:53

    Buenas tardes. Tengo una duda al respecto.
    ¿Está relacionado el síndrome de piernas inquietas con los problemas de circulación? Si no es así, ¿cómo se puede distinguir una cosa de otra?
    Gracias.

  3. maria jose

    30 septiembre, 2012 a 10:51

    Eso es ansiedaddd

  4. Agustin Quevedo Cardenas

    30 septiembre, 2012 a 14:37

    Este Sindrome lo venimos observando en una relacion directa de la hiperazoemia en seguimiento de pacientes con Insuficiencia Renal Cronica en sus diversos grados I a V ,la insuficiencia se relaciona con muchas enfermedades clinicas como Obesidad ,Hipertension Arterial y Diabetes muchos de estos paciente no tienen evaluada la funcion renal..Seria conveniente empezar a discriminar esta primera relacion.En insuficientes Renales cronicos en tratamiento dialitico es frecuente ver Sindrome de la Pierna Inquieta

  5. yolanda

    30 septiembre, 2012 a 18:05

    llevo años con estos sintomas ,solo duermo unas 4 horas y me levanto como si na ,ya estoy acostumbrada a dormir poco

  6. Ana

    21 septiembre, 2015 a 0:04

    Y cuando el movimiento es constante y en todo el cuerpo….que es, o a que se debe?. En este caso, también se mueve estando despierto, pero siempre echado. (Debido a una depresión ha dormido durante muchos días más de 10 horas, y aún así se ha movido, a modo de cunearse.
    Gracias. Saludos

  7. cesar

    26 septiembre, 2015 a 17:03

    Empese hace algunos dias con los sintomas y no e podido dormir bien me pregunto si puedo hacer mi vida normal con este sindrome gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *