El TAC es un examen en profundidad de las zonas articulares del cuerpo, con la finalidad de localizar las posibles lesiones de los tendones o en otras partes esenciales para una correcta motricidad del organismo.

tac2

Este método interviene habitualmente cuando un médico no consigue detectar el origen de los dolores articulares. También se puede realizar este tipo de examen tras un golpe importante seguido de una luxación a nivel de la articulación.

El nivel de luxación es difícil de ver, por eso el TAC es un método muy conveniente en estos casos. No se requiere ningún tipo de preparación previa, y puede ser solicitado por el médico como complemento para dictaminar mejor un diagnóstico sobre el paciente.

El TAC se caracteriza por una inyección de gel yodado a nivel de la articulación que se va a examinar. Este gel sirve para hacer más visibles las eventuales fracturas a través del escáner (inyección de contraste intraarticular). Se pone anestesia local antes de la inyección, que no produce más dolor que si nos pusieran un catéter.

Para obtener una visión impecable de la parte que se debe examinar, el médico sitúa al paciente en el hueco de un anillo que forma el escáner en sí mismo. Pasando sobre la zona afectada, el aparato detecta las probables anomalías. El análisis se lleva a cabo, estando el paciente tumbado sobre una camilla.

En esta posición, los nervios que están cerca de la articulación se distienden y son más sensibles a la inyección de anestesia. El TAC no es doloroso en sí mismo, en la medida que la zona adormecida se hace inmediatamente insensible. El procedimiento no dura más de una hora, para los casos de examen múltiple.

Una vez que han pasado los efectos de la anestesia, el paciente debe mantener la articulación en reposo durante un mínimo de 48 horas. Los resultados del TAC son inmediatos y no requieren repetir las pruebas posteriormente.

1 comentario

  1. Blisco

    30 Noviembre, 2014 a 7:43

    Recientemente pasé este examen en el hospital de Torrevieja y sentí un dolor muy fuerte durante los primeros 30 segundos de la inyección automática realizada en el momento del escáner y me sorprende que nadie me advirtió ni haber pedido si todo estaba bien. Me sorprende que aquí no hablamos de ello. Por otra parte, el escáner no se ha realizado correctamente y se le pidió que hacerlo de nuevo al día siguiente. Me he negado a hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *