Una preocupación para la salud de las personas es la automedicación, que ha existido desde siempre y existirá, el problema no reside en ella sino en las consecuencias que puede traer, tanto de crear enfermedades resistentes a los medicamentos por su uso frecuente, como utilizar medicamentos para cuestiones que no son correctas. Esto pasa cuando una persona piensa que tiene un catarro y en realidad es algo más serio.

cuidado-con-la-automedicacion

Según la investigación de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid se ha descubierto que el 20% de los españoles consumen medicamentos sin receta médica, siendo más habitual en mujeres, pero mucho más si son solteras y tienen estudios universitarios. De los 16 a los 44 años es la edad más proclive a la automedicación. Internet también favorece esta práctica.

Los medicamentos que se suelen tomar sin receta médica, en este caso, son analgésicos, antipiréticos y fármacos para el resfriado común o la garganta, principalmente. Además, se puede tender al uso de terapias alternativas, lo que no es malo en caso de que se hagan bajo una persona especializada y dependiendo del mal que se quiera tratar y por qué vía.

La mayor predisposición de las mujeres de expresar y reconocer su sintomatología puede hacer que sea una de las razones por las que están más expuestas a esta automedicación.

La Organización Mundial de la Salud quiere crear espacios para informar a los ciudadanos sobre el uso correcto de fármacos, ya que su uso sin prescripción de manera irracional puede traer graves consecuencias para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *