La dieta Atkins es un método nutricional proporcionado por el cardiólogo Robert C. Atkins, de allí le viene su nombre, que consiste en un tipo de dieta cuyos principales elementos son los productos cárnicos, las carnes.

Dr_Atkins_New_Diet_Revolution_abridged_compact_discs
En esta dieta se debe ingerir un 90% de proteínas que provengan de carnes de todo tipo, pescado, huevos, queso, marisco, aceite, etc. Un 10% de hidratos se ingieren en forma de verduras y hortalizas, principalmente.
Según esta dieta, la grasa debe suponer entre el 29 y el 44% de la energía diaria, los glúcidos entre un 5 y un 19% de la energía, al contrario de lo que suelen proponer las dietas o una alimentación equilibrada.
Según la dieta Atkins, la energía que se debe consumir al día es entre 1152 y 1990 kcal. Su aporte nutricional es de 75-114 gramos de grasa, 275-300 gramos de colesterol, 102-125 gramos de proteínas, 13-95 gramos de glúcidos y 3-13 gramos de fibra alimentaria.
La bajada de peso corporal se debe en un principio a la pérdida de agua en el cuerpo, y después a la pérdida de grasa corporal cuando se prolonga la dieta. Los carbohidratos son la principal fuente de energía para el organismo, por lo que si limitamos su ingesta el cuerpo recurre a otros nutrientes para producir la energía que necesite. Cuando el cuerpo deja de recibir hidratos de carbono, empieza a gastar de los recursos de grasas que tiene.
Si seguimos dietas bajas en glúcidos como la dieta Atkins durante períodos de tiempo cortos, la pérdida de grasa puede ser entre un 4,5% y un 20% en sujetos obesos, por lo que la convierte en una dieta atractiva para personas con mayor peso, sin embargo, no es una dieta que se deba prolongar en el tiempo ya que no es una dieta equilibrada según la pirámide nutricional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *