La cromoterapia es una terapia que consiste en usar el color para tratar trastornos emocionales y enfermedades físicas mediante los colores. Los colores distintos emiten cada uno sus vibraciones y nos llegan de diferente manera lo que hace que nos produzcan diferentes efectos.

362875489_628856620e

La terapia de la cromoterapia utiliza 8 colores diferentes que tienen la capacidad de inspirar, equilibrar, calmar o alterar las percepciones. Los colores que utiliza la cromoterapia son: rojo, amarillo, naranja, verde, azul, turquesa, violeta y magenta.

Muchos expertos hablan de las propiedades de los colores para el tratamiento de enfermedades, desde tiempos de Hipócrates en que usaba bálsamos de diferentes colores hasta el día de hoy.

Una de las aportaciones más importantes a la cromoterapia es el test del color de Lüsher que se dedicó a estudiar la influencia de los colores en las partes del sistema nervioso autónomo, el metabolismo y las secreciones glandulares. Otro de los puntos a tener en cuenta es que la altitud influye en la distribución del color.

Para la cromoterapia entonces para que la alimentación sea adecuada hay que tener en cuenta los colores de los alimentos. Por ejemplo, los colores amarillo naranja y rojo son revitalizadores, los azules son tranquilizantes y refrescantes, etc.

En la distribución de colores en la alimentación debemos tener en cuenta en qué alimentos están presentes los colores:

  • El rojo se encuentra en carnes rojas, mariscos, alcohol, …
  • El naranja se encuentra en carnes blancas, leche y lácteos, miel, azúcar, …
  • El amarillo está en el pescado, la carne de ave, legumbres, …
  • El azul se encuentra en verduras y ensaladas.
  • etc

A la hora de equilibrar nuestro organismo la cromoterapia es una terapia que se considera efectiva, y está basada simplemente en los colores.

1 comentario

  1. danny

    13 junio, 2014 a 3:35

    Gracias y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *