La enfermedad de Pager (llamada también osteítis deformante) se trata de un problema óseo que suele aparecer en los hombres mayores de 40 años. En este problema de salud es normal que aparezcan ciclos de destrucción y regeneración en la estructura ósea. En muchos casos es una enfermedad hereditaria y lamentablemente en la actualidad no puede ni curarse ni prevenirse.

radiografia

Se la nombra por primera vez en el año 1986, en donde un importante cirujano británico (Sir James Pager) reconoció su existencia,  te aclaramos que esta enfermedad no es la misma de Pager de la vulva o mama sino que en este caso es una deformación de la estructura ósea.

Al ser una enfermedad del tipo crónica, las consecuencias son muy importantes para el organismo de los hombres. Generalmente los huesos se regeneran más rápido de lo normal, lo que tiene como consecuencia que sean mucho más débiles que los normales, ocasionando fracturas reiteradas, con el dolor que esto acarrea.

Normalmente, sin esta enfermedad, las células que destruyen el hueso viejo (osteoclastos) y las que forman el nuevo (osteoblastos) trabajan equilibradamente para mantener la estructura y fortaleza en los huesos. Cuando aparece esta terrible enfermedad, los osteoclastos y los osteoblastos se vuelven hiperactivos empezando de manera más rápida para la regeneración.

Se ven afectados diferentes huesos de manera aislada, pero, afortunadamente para quienes la padecen, nunca ataca a todo el esqueleto.

Es cierto que en la actualidad no existe una dieta especial para aliviar o prevenir esta enfermedad, pero es aconsejable que las personas tomen más calcio (siempre bajo la supervisión médica) y también sumen más alimentos o unidades de Vitamina D. La realización de actividad física es muy buena para mantener la salud del esqueleto, así se evitará el aumento del peso y mantener las articulaciones en movilidad.

Los enfermos deben hablas con un profesional sobre cualquier rutina de ejercicios antes de empezar a hacerla, ya que debe evitarse el estrés excesivo en los huesos afectados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *