La Dieta Mediterránea contiene el sello de calidad necesario para otorgar al comensal placer y también salud. Es decir, lo ideal es que disfrutes comiendo, que tengas la capacidad de implicarte al cien por cien en una cocina creativa basada en la innovación. Pues bien, las ensaladas deben de forma parte de tu dieta. Por ello, puedes preparar una ensalada de lechuga, con aceitunas, atún, tomate, y por supuesto, aceite de oliva. El aceite de oliva es excelente para tu salud además de que aporta un toque muy personal a cada ensalada.

escarola

Pero además de lechuga también puedes apostar por la escarola para disfrutar del sabor de la verdura que es tan necesario en tu dieta. La escarola es un alimento muy positivo que produce diferentes efectos sobre tu organismo. Por ejemplo, se trata de una verdura con un bajo nivel energético. Además, tiene un alto contenido de agua que te ayuda a hidratarte mejor. La escarola es una verdura con un gran nivel digestivo, es decir, merece la pena que disfrutes del sabor de este alimento en la buena mesa. Puedes apostar por preparar una ensalada de escarola en la que complementes el plato sencillamente con un poco de ajo.

La escarola es una verdura especialmente positiva para los meses del invierno. Además, la escarola también es la verdura más rica en folatos. Además, también contiene otros minerales como el calcio, el magnesio, el hierro o el zinc. Al igual que sucede con la lechuga, el aceite de oliva que es el ingrediente de la dieta mediterránea es el complemento perfecto de esta ensalada que puedes preparar de forma rápida y sencilla en tu dieta diaria puesto que una ensalada de escarola puede ser el primer plató en la hora de la comida al igual que resulta excelente en el momento de la cena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *