La grasa abdominal en los hombres aumenta la conversión de la testosterona en estrógeno. Cuando los niveles de estrógeno han aumentando, también lo hace la tendencia a acumular más grasa abdominal, lo que, en un principio, da comienzo a la situación; se trata de un circuito de retroalimentación positiva.
El riesgo de cáncer de próstata también aumenta con los niveles más elevados de estrógeno. Una mujer pre-menopáusica con altos niveles de estrógeno (también conocido como la dominación del estrógeno) probablemente sufrirá de síndrome pre-menstrual, tendrá demasiada grasa alrededor de las caderas y una gran dificultad para perder peso. Las mujeres menopáusicas y, sí, los hombres también, pueden experimentar una disminución de la libido, pérdida de memoria, falta de motivación, depresión, pérdida de masa muscular y aumento de la grasa del vientre cuando tienen este desequilibrio hormonal dando vuelta por sus cuerpos.

estrogenos

Afortunadamente, un análisis de sangre o saliva puede evaluar si los niveles de estrógeno en la sangre son los adecuados o se encuentran fuera de lo normal. Si los niveles son elevados, podría ser una buena idea considerar consumir productos con ácido indol-3-carbinol, té verde y cúrcuma – estos tres productos pueden ayudar a librar el cuerpo del exceso de estrógeno negativo y corregir el balance de estrógeno a testosterona.
Una buena opción, también, puede ser adherir semillas de lino molidas, semillas de chía y / o un suplemento de fibra que también podrá ayudar a tu cuerpo a eliminar ese estrógeno dañino.
Puedes intentar ponerte creativo y agregar esas semillas a las ensaladas, salsas o yogurt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *