Llorar por cosas pequeñas puede ser un signo de depresión, pero el llanto – como la fiebre o dolor de cabeza – es un síntoma que puede tener un número de causas. No importa cuál sea la causa, estos episodios de llanto son una señal de angustia emocional que vale la pena tomar en serio.
Las personas a menudo tienen curiosidad acerca de dónde termina la tristeza normal y dónde comienza la depresión clínica, pero no hay una línea divisoria clara.

llorar-depresion

Formalmente, los médicos definen la depresión haciendo una lista de varios síntomas (además de ganas de llorar): estado de ánimo bajo persistente, un gran cambio en el apetito o el sueño, una caída en el nivel de energía, dificultad para concentrarse, sentimientos de inutilidad, pensamientos de muerte o suicidio.

El estado de ánimo bajo de la depresión puede ser muy persistentes y no se puede levantar a voluntad o fácilmente ignorarse.

Si se tienen dudas acerca de la posibilidad de una depresión, es probablemente una buena razón para hablar con un profesional. Aun cuando la tristeza es “normal”, puede ser bastante dolorosa. Si no se la puede quitar ¿por qué no tratar de obtener algo de alivio?

Un buen lugar para comenzar es el consejo de su médico. Su médico puede tener algunas sugerencias. Puede referirlo a un profesional de salud mental que puede ayudar a entender de dónde están viniendo las lágrimas.

A menudo las personas no se atreven a buscar este tipo de ayuda debido a que erróneamente creen que es un signo de debilidad. Si las lágrimas son una señal de depresión o no, la asesoría profesional es el primer paso para ayudar a sentirse mejor.

3 comentarios

  1. Melchor Vazquez

    20 julio, 2012 a 20:12

    Muy interesante este blog, mi comenterio sobre este tema de la depresión, cuando uno la padece lo peor es explicar a los demas que no estamos tristes porque queremos ni tenemos un botón que apretar para estar contentos, mucha gente intentando ayudar nos hunden un poco mas, gracias por tu buen trabajo espero siga creciendo , lo visitare amenudo.

  2. Nerea Yesa Bilbao

    7 enero, 2013 a 22:57

    Hace bastante tiempo que me siento mal. Todo empezó por culpa de mi artrosis en la columna vertebral, que me causa hernias de disco y me incapacita hasta para las cosas mas sencillas, como mantenerme en pie más de treinta minutos sin retorcerme de dolor.
    Lo cierto es que de un año acá, lloro hasta con el anuncio de las aspirinas, todo me hace llorar. Hasta el momento no he albergado pensamientos suicidas, pero cuando pienso en la muerte, no me da ningún miedo, porque la vida ha dejado de parecerme bonita.
    Cuando comento con mi doctora de atención primaria lo triste que me siento, ella me mira con cara de aburrida y media sonrisa y dice que tengo que animarme y que tengo que perder peso y dejar de fumar.
    Si, es cierto, tengo que perder peso y dejar de fumar, jejeje, pero tal vez me vería con más fuerzas para hacerlo si no me sintiera tan horriblemente desanimada, triste , inútil…
    No sé…

  3. Estefi

    29 mayo, 2014 a 20:02

    Hola- la verdad que muy interesante el blog- lo encontre por pura busqueda personal. Al igual que a la persona del comentario de arriba… yo me la paso llorando por nada. Jamas me paso algo asi- al contrario siempre e sido una persona fuerte y con caracter. Y bueno lloro por cualquier cosa y me soprendo y los demas estan asustados de mis cambios. Es dificil poder hablarlo con alguien. En fin que se le puede hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *