El mal aliento o halitosis puede ser embarazoso y causar ansiedad. No es de extrañar que las estanterías del mercado estén repletas de goma de mascar, mentas, enjuagues bucales y otros productos destinados a combatir esta enfermedad. Pero muchos de estos productos son meras medidas de carácter temporal.
Ciertos alimentos, condiciones de salud y hábitos son algunas de las causas del mal aliento. En muchos casos, se puede mejorar el mal aliento con una higiene dental adecuada. Si sencillas técnicas de auto-cuidado no solucionan el problema, es posible que se deba acudir al dentista o a un médico para estar seguro de que una afección más grave no es la causa del problema.

El mal aliento puede variar dependiendo de la fuente o la causa subyacente del mismo. Debido a que es difícil de valorar el propio aliento, muchas personas se preocupan excesivamente por su aliento a pesar de que tengan poco o ningún olor en la boca. Otros tienen mal aliento y no lo saben.

El tratamiento para el mal aliento puede variar dependiendo de la causa. Si el mal aliento se debe a una condición de salud subyacente, el dentista probablemente tratará de ayudar al paciente a controlar mejor esa condición. Otras medidas dentales pueden incluir ciertos enjuagues bucales y cremas dentales o tratamientos de enfermedad dental.

Una de las soluciones posibles a esta condición tan molesta, además de los hábitos normales de higiene, podría ser el ajuste de la dieta ingerida. Las bebidas alcohólicas, azucaradas o con cafeína pueden contribuir al mal aliento.

1 comentario

  1. FELIX

    16 marzo, 2012 a 19:14

    es un problema mas profundo, no solo la higiene dental estan implicados en esta patologia que muchos profesionales no se atreven a diagnosticar y a advertir de los graves problemas biopsicosociales que puede llegar a causar,en el plano social,afectivo,y laboral,cuidado con la polimedicalizacion,entre otras patologias serias implicadas en la ””halitosis””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *