Al llegar el verano el calor y la humedad hacen más vulnerables a las personas mayores con diabetes ya que sufrir complicaciones en su salud.

diabetico

Las complicaciones que pueden tener los ancianos con diabetes durante el verano son:

-deshidratación

-golpe de calor

-agotamiento

-dolor de cabeza

-desmayos

-calambres musculares

-palpitaciones

-lesiones en los pies

 

Las personas mayores con diabetes deben permanecer en lugares frescos y no donde estén agobiados por el calor.

Si debe usar insulina el anciano tiene que medirse regularmente y mantener este medicamento en lugares alejados del sol y el calor extremo para no alterar su eficacia.

Las personas mayores diabéticas deben beber abundante agua para evitar deshidratarse. Es importante que regulen la medicación y la alimentación para que sea la adecuada.

También se debe proteger la piel con protector solar en todo el cuerpo incluso en los labios.

Es importante si va a la playa u otras zonas al aire libre cuiden sus pies con calzado adecuado para evitar heridas.

En los viajes deben llevar sus medicamentos, comida, instrumentos de medición y todo lo necesario para mantener controlada la diabetes.

Es vital que si el anciano con diabetes se siente mal durante un día de calor se debe llamar al médico para que pueda tratarlo y equilibrar los síntomas. 

Los ancianos con diabetes pueden disfrutar del verano pero con ciertas precauciones para poder no descompensar su diabetes.

El verano no es la mejor estación del año para los diabéticos pero con cuidados pueden estar sanos y disfrutar de los días cálidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *