Un estilo de vida sano y la medicación apropiada puede ayudar a las personas con enfermedades cardíacas a vivir más años y evitar tener ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, según una nueva guía del American College of Cardiology Fundation y la American Heart Association.
Seguir las recomendaciones actualizadas también puede ayudar a mejorar la calidad de vida, reducir la necesidad de procedimientos quirúrgicos para desbloquear las arterias y bajar las probabilidades de reincidencia de ataques cardíacos o apoplejías si ya se ha sufrido alguno.

americana-asociacion-corazon

Según profesionales, la implementación total de estas terapias protectoras cardiovasculares en pacientes clínicos puede reducir significativamente el riesgo de muerte, incapacidad y gastos médicos debidos a enfermedades cardiovasculares.
Por primera vez, la guía recomienda un programa de rehabilitación comprensiva luego de un ataque cardíaco, una apoplejía, cirugía de bypass, o el diagnóstico de dolor de pecho relacionado con el corazón o el bloqueo de arterias en la pierna.

Se advirtió también que los médicos deberían examinar a sus pacientes con enfermedades cardíacas por condiciones de índole psicológico como la depresión, la cual es muy común luego de ataques cardíacos o cirugías, y puede reducir la calidad de vida y complicar la modificación de conductas dañinas para la salud.

Una vez que las personas desarrollan enfermedades de la arteria coronaria u otro tipo de enfermedad vascular, se encuentran en un gran riesgo de sufrir recurrencias de estos eventos y morir. Pero afortunadamente, existe un número de terapias que reducen el riesgo de mortandad, eventos recurrentes, necesidad de procedimientos revascularizantes, hospitalizaciones o discapacidad debida al estado de salud de los pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *