La Organización Mundial de la Salud (OMS) registra unos 50 millones de personas en el mundo afectadas por epilepsia. Alrededor de un treinta por ciento de ellas no reacciona a los tratamientos mediante fármacos antiepilépticos.

Hablamos del tipo de epilepsia refractaria cuando el tratamiento aplicado a la enfermedad administrado de forma correcta mediante fármacos, no actúa como debería o no surte el efecto deseado.

cerebro

La estimulación cerebral profunda. Cómo funciona

Un porcentaje de estos pacientes, podría verse favorecido por la técnica de cirugía resectiva, mientras que en los demás pueden aplicarse otros tratamientos como la estimulación cerebral profunda.

El tratamiento está pensado con el objetivo disminuir la frecuencia de las crisis en personas adultas que no responden a otros tratamientos y también en crisis parciales.

La técnica, empleada hace ya algunas décadas en otros tipos de enfermedades de orden neurológico, se realiza a nivel del tálamo. Se sabe que esta zona está conectada con áreas del cerebro responsables tanto de la generación como de la propagación de la crisis epiléptica.

Se utiliza un neurosimulador emisor de impulsos eléctricos controlados que se dirigen a un determinada área del cerebro: el núcleo anterior del tálamo.

Los resultados están siendo positivos, demostrándose que las crisis se reducen en un promedio de un 56 %, aun las más graves.

Gracias a la reducción del número de episodios de crisis, los pacientes adquieren una mejora en su  calidad de vida que repercute tanto en su autonomía como en su bienestar físico y psicológico.

1 comentario

  1. fernando perez gonzales

    7 diciembre, 2014 a 15:11

    Pueden mandar algunas recetas para la perdida de pelo en las entradas si gracias doctores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *