Un nuevo estudio confirma que la vacunación ha reducido enormemente la incidencia de Haemophilus influenza del tipo b (Hib) entre niños pequeños y jóvenes en Estados Unidos en los últimos 20 años.
Esta corriente gripal fue una vez la causa más común de meningitis bacteriana. La vacuna contra la Hib fue introducida a mediados de los años 80.

haemophilus-influenza-en-america-del-norte

Sin embargo, los investigadores también hallaron que otras cepas de H. influenza continúa amenazando tanto a las poblaciones más jóvenes como a las más ancianas en Estados Unidos, según el jornal de enfermedades infecciosas clínicas.
El análisis de información nacional mostró que las tasas más altas de dicha enfermedad por cepas de tipo no b, ocurren en adultos de 65 años o mayores e infantes de menos de un año de edad. Entre los niños, la mayoría de los casos ocurren en el primer mes de vida, siendo los bebés prematuros y con bajo peso al nacer los más vulnerables.
Entre los adultos mayores de 65 años que se enferman a causa de alguna cepa de H. influenza, cerca del 25 por ciento muere.

El estudio también halló que un número desproporcionado de casos de infecciones tanto por Hib y H. influenza no b ocurre entre los niños de nativos americanos y nativos de Alaska. De todas maneras, las razones de esto aún no se entienden por completo y deberían ser analizadas más profundamente en otros estudios. Entre algunos factores posibles se incluye la pobreza, la hacinación y mala ventilación en los hogares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *