De  acuerdo con un nuevo y pequeño estudio, pacientes con fibromialgia que dejaron de tomar la medicación y luego ejercitaron regularmente por seis semanas reportaron una mejoría en la función de la memoria y menos dolor.
Si bien el hallazgo es alentador, no sugiere un cambio potencial en el cuidado clínico para los pacientes de dicha condición.

La fibromialgia es un desorden marcado por un dolor extendido por el cuerpo, fatiga, y problemas del sueño y cognitivos. No tiene una causa aparente y el dolor es real, y suele originarse en el sistema nervioso central. Suele afectar más a mujeres que hombres.
El ejercicio físico ha sido por mucho tiempo recomendado a los pacientes con fibromialgia, y algunos hallan que mejora su sentido de bienestar.

Para el ensayo clínico, nueve mujeres fueron sometidas a un estudio conocido como resonancia magnética de cráneo. También se les había dado ejercicios donde tuvieran que utilizar sus habilidades mnemotécnicas y fueron cuestionadas acerca de su sentido de bienestar y dolor mientras tomaban la medicación.
Luego, estas mujeres dejaron de tomar la medicación por un período de descanso de seis semanas. Y luego se les volvió a hacer los mismos exámenes médicos. Por último, empezaron a realizar un programa de ejercicios aeróbicos supervisado, que consistían en una sesión de 30 minutos por semana.

Los resultados indicaron que el ejercicio podría derivar en una mejora en la red de distintas áreas del cerebro que se utilizan para la función normal de la memoria. Sin embargo, mucha más investigación es necesaria para poder obtener conclusiones más claras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *