De acuerdo con un nuevo y pequeño estudio, practicar fútbol americano podría poner a ciertos jóvenes en riesgo de sufrir una apoplejía.
Investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Indiana en Indianápolis analizaron 3 casos de estudio de jugadores de fútbol americano adolescentes que habían sufrido una apoplejía, e identificaron algunos factores que podrían potenciar la posibilidad de sufrirla.

aplopejiafutbol

Estos factores incluían un aumento de la hiperventilación, repetidos daños en el cerebro, el uso de esteroides anabólicos, el uso de bebidas energéticas con grandes cantidades de cafeína y obesidad.

La obesidad se encuentra relacionada con un aumento del doble de riesgo ya que aumenta la fuerza de impacto entre los jugadores y también aumenta el riesgo de otros factores de riesgo de apoplejías como presión sanguínea elevada (hipertensión), según dos de los investigadores del estudio.

Dos de los sujetos estudiados padecían de una leve hipertensión, pero eran demasiado jóvenes para haber tenido los muchos años de exposición necesarios que podrían derivar a una lesión crónica cardiovascular.

La práctica de este deporte en Estados Unidos puede comenzar a la temprana edad de 5 años, lo que derivaría potencialmente a décadas de repetidas lesiones cerebrales. Además, el índice de masa corporal en los niños estadounidenses que practican este deporte continúa aumentando, por lo que la fuerza experimentada en los golpes entre los jugadores pediátricos también va en aumento, según detallaron los investigadores.
Más trabajo e investigación son necesarios para entender cómo los traumatismos por alto impacto repetido desde la niñez en el fútbol americano afecta el sistema nervioso central inmaduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *