La aspirina, un arma muy usada en la guerra contra los ataques al corazón, también puede desempeñar un papel en la prevención y tratamiento del cáncer, según tres nuevos estudios británicos sugieren.

aspirina

Se ha encontrado ahora que después de tomar aspirina durante tres o cuatro años empieza a observarse una reducción en el número de personas con propagación de diferentes cánceres, como también parece haber un aumento en la prevención a largo plazo del desarrollo de cáncer, existe una buena evidencia ahora que la aspirina previene la propagación de la enfermedad. Debido a esto, podría ser utilizada como un tratamiento.

Pero la investigación no es concluyente, y no demuestra que la aspirina combata el cáncer. Por lo tanto, la gente no debe comenzar a consumir grandes cantidades de aspirina con la esperanza de evitar el cáncer.

Anteriormente, estos investigadores demostraron que una dosis diaria de aspirina tomada durante más de 10 años pareció prevenir algunos tipos de cáncer, pero los beneficios a corto plazo y los beneficios para las mujeres no eran del todo claros.

En la actualidad, una dosis diaria baja de aspirina se recomienda para personas que han tenido un ataque al corazón o un derrame cerebral y prevenir que sufran otro. Es muy posible que tomar aspirina para prevenir el cáncer se convierta en el principal motivo para hacerlo.

La aspirina puede trabajar contra el cáncer mediante la inhibición de las plaquetas, que promueven la coagulación y también ayudan a las células cancerosas a diseminarse.
Sin embargo, es necesario verificar la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *