En estos tiempos es común que una persona allegada a nosotros padezca de ataques de pánico, lo que muchos de ellos no saben es el rol de la actividad física en la recuperación de este tipo de trastorno.

ataquepanico

Se entiende como ataque de pánico al momento donde una persona se siente aterrorizada sin una cuestión evidente que desencadene esta situación y empieza a reaccionar con determinados síntomas.

Un individuo que padece este tipo de enfermedad o con tendencia a padecerla puede contar como aliado en su recuperación con un buen plan de ejercicio adecuado.

Los síntomas más comunes de ataques de pánicos son la dificultad para respirar, taquicardia, temblores o mareos, los cuales se pueden manifestar en cualquier momento o lugar sin previo aviso.

Estudios recientes confirman  que las personas que corren un mayor riesgo de sufrir  ataques de pánico o los experimentan en forma regular, pueden reducir considerablemente sus síntomas practicando ejercicio físico adecuado.

En varias pruebas de laboratorio se ha demostrado que la ansiedad disminuye frente a un factor que induce pánico si previamente se han realizado ejercicio físico riguroso.

La práctica de un deporte adecuado a nuestro cuerpo, edad e intereses nos ayudara a bajar lo niveles de ansiedad que inciden directamente con la manifestación de los ataques de pánico, y si a eso sumamos una alimentación sana y variada podremos elevar nuestra calidad de vida tanto física como psíquica.

Lo que recomiendan los expertos es empezar con una actividad física que nos resulte placentera y se adecue a nuestra rutina diaria. La constancia va a jugar un papel fundamental para incorporar al ejercicio como un aspecto más de nuestras vidas e instaurarlo así como un hábito.

1 comentario

  1. Enrique Rivera lima

    11 Enero, 2013 a 16:38

    El problema es que los sìntomas de Pànico o Sìndrome de Abstinencia, se pueden presentar al poco tiempo de fumarse el ùltimo cigarrillo y entonces no hay tiempo de iniciar los ejercicios pues ya como se dice, taquicardia, pulso acelerado, la sensaciòn de pànico, mareos y temblores ( sìndrome )obstaculizan cualquier actividad. Lo ideal es ser controlado y estabilizado durante un perìodo de tiempo y luego iniciar la actividad fìsica con ejercicios entre los que se deben incluir la nataciòn asì como los ejercicios repiratorios para aumentar poco a poco el volumen respiratorio.. Este artùclo es por demàs muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *