Sin importar la época del año o estación en la cual nos encontremos, el hecho de mantener una buena higiene diaria de los pies es muy importante y fundamental. Esta parte del cuerpo suele ser la más olvidada a la hora de dedicarle tiempo a nuestro cuerpo para su cuidado, por lo que los pies suelen ser nuestros grandes olvidados y siempre es bueno recordar que a diario soportan todo el peso de nuestro cuerpo. Pero por sobre toda las cosas, si además acudimos a espacios colectivos como son las piscinas, hemos de extremar el cuidado para evitar los hongos y papilomas, y como nuestro objetivo es ayudarte, te contamos como.

Generalmente se cree erróneamente que son más frecuentes en verano las infecciones provocadas por hongos y papilomas. Pero, esto no sucede así como lo pensamos. No estamos mintiendo cuando decimos que el hecho de caminar descalzo por espacios colectivos como duchas de gimnasio, piscinas o saunas, fomentan su aparición, pero no es la única. Otra razón de su aparición, puede ser por ejemplo, lavarnos los pies y no secarlos correctamente, esto también puede generar hongos y papilomas.

En todo caso, te recomendamos que lleves a cabo una correcta higiene y utilizar en todo momento chanclas, principalmente en los espacios que frecuentemos para evitar contagios. Los hongos y papilomas son demasiado molestos y si los notamos en nuestros pies, no hay que dejarlos pasar, ya que si no se curan bien pueden llegar a reproducirse agravando la situación. Cuando aparezcan, ten en cuenta el hecho de acudir al médico, ya que sólo un tratamiento determinado por un especialista los eliminará. Estos tratamientos, para combatir los hongos y papilomas, suelen basarse en sustancias ácidas que queman ligeramente la piel. No te preocupes porque desaparecerán, siempre y cuando, seas constante.

1 comentario

  1. Marian

    6 agosto, 2014 a 14:52

    Hola muy buenas, llevo 10 años con dos papilomas en los pies por trabajar con botas de agua y no han conseguido quitármelos ni con productos ni quemando les con nitrógeno y carbono. Cada vez me cuesta mas andar y yo se que realmente están ya incrustados en el hueso.
    Que puedo hacer? El dermatólogo que es el ultimo que me los ha visto me inyecto una inyección que me puso el pie negro pero ahí siguen dando guerra. Y soy gracias que no son contagiosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *