De todos  es bien sabido que la obesidad es un problema que llega a alterar la salud de nuestro organismo, a veces de manera muy importante. En la actualidad podemos decir que algunos estudios científicos recientes han demostrado que la obesidad es uno de los factores de riesgo para que las mujeres sufran de incontinencia urinaria. Un motivo más para concienciarnos a la hora de vigilar nuestro peso.

obesidadincontinencia

La incontinencia urinaria se define como la pérdida involuntaria de orina debida a diferentes causas: edad, infecciones, postparto… Gracias a investigaciones recientes se ha podido ver que entre estas causas destaca la obesidad, pues las mujeres que tienen un Índice de Masa Corporal superior tienen una mayor prevalencia de este problema que las que tienen un peso dentro de la normalidad.

Esta realidad se pone especialmente de evidencia a la hora de hacer un esfuerzo, como toser. Se debe a que el exceso de peso provoca una sobrecarga en el suelo pélvico que puede llegar a dañar el tejido conectivo y alterar, por lo tanto los mecanismos que soportan tanto la vejiga como la uretra. En entonces cuando se produce la tan molesta incontinencia urinaria.

Algunas investigaciones han demostrado que los pacientes obesos que perdieron peso de manera equilibrada consiguieron reducir casi a la mitad sus episodios de incontinencia urinaria. Esto demuestra la importancia de la vida sana y de un control del peso para llevar a cabo nuestra actividad diaria sin problemas importantes.

2 comentarios

  1. Maribel

    19 abril, 2012 a 17:46

    La verdad es que es un problema muy incómodo, mi madre fue operada el año pasado de incontinencia y la verdad es que ahora está super contenta. Al principio tenía miedo incluso de decírmelo, y es una pena porque ahora hace vida normal completamente. Hace como un mes leí un post de una clínica ginecológica, en el que ví a mi madre totalmente reflejada con lo que contaba el doctor

  2. Elieska

    9 noviembre, 2012 a 3:42

    Es espantoso el problemita, yo tuve un embarazo ectopico y daño en esfínteres como consecuencia de un daño por la anestesia local (bloqueo) esto fue a los 29 años, ya ajusté 12 años con esta incontinencia ligera (todos los días)y cuando tengo tos ni les cuento puede llegar a afectar mi vida social porque en ocasiones ni la protección femenina que traigas te alcanza para los accidentes. he tenido que salir casi a hurtadillas de algún lugar público porque me ocurre un accidente de este tipo, es horrible y MUY PENOSO, NO TODA LA GENTE ENTIENDE LO QUE SUCEDE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *