Según estudios científicos llevados a cabo en la Universidad de Londres, la explicación de cierto tipo de risa ha quedado elucidada contando como elemento de referencia con un particular tipo de neurona. La risa que suscita en una persona el ver a un semejante sonreír (o directamente reír a carcajadas) se debe a la activación de un grupo de células del cerebro conocidas con el nombre de neuronas espejo. Estas neuronas son las encargadas de desencadenas el reflejo de reír en estas situaciones (en un intento de reproducir lo que se observa en el rostro de un semejante). Este fenómeno, por lo demás, aparece con gran frecuencia en bebés y niños pequeños (quienes les devuelven la sonrisa a todo aquel que les pone una cara agradable).

explicacionrisa

Vale destacar que el reflejo de la risa por imitación no solo está asociado con la percepción visual de una sonrisa. En el marco de las experiencias realizada en la Universidad de Londres quedó confirmado que este reflejo también surge al escuchar la risa de otra persona.

Las conclusiones más importantes que se sacaron a raíz de esta serie de estudios vuelven a confirmar la natural tendencia del ser humano a favorecer las situaciones de interacción social. De esta forma se ratifica que el hombre posee una inclinación natural para privilegiar las condiciones en las que se generan distinto tipo de emociones positivas.

Las posibilidades que ofrece la risa para mejorar el estado del ánimo llevaron al desarrollo, por parte de distintos fonoaudiólogos y expertos en psicología, de terapias basadas en la risa. Los beneficios de la curación por medio de la risa, además, cubren una gran variedad de problemáticas emocionales y psicológicas (de hecho, hay quienes aseguran que este método también serviría en casos de problemas de salud físicos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *