Según se indica en una nueva investigación, la exposición al solvente industrial tricloroetileno (TCE) parece incrementar gravemente los riesgos de desarrollar enfermedad de Parkinson, y la exposición a otros dos solventes también aumenta las posibilidades de desarrollar dicha enfermedad neurodegenerativa.

Tanto como 500 mil personas en Estados Unidos sufren de la enfermedad de Parkinson y más de 50 mil casos nuevos son diagnosticados cada año en dicho país. Algunos investigadores sugieren que tanto la genética como la exposición a factores ambientales podrían disparar la enfermedad, y varios estudios han reportado que la exposición a determinados solventes aumenta el riesgo.

En este nuevo estudio realizado en Estados Unidos, los investigadores encuestaron a 99 pares de gemelos adultos mayores sobre sus hábitos y sus actividades. La exposición al TCE se asoció con un aumento de 6 veces en el riesgo de padecer la enfermedad de Parkinson. La exposición al percloretileno (PERC) y al carbono tetraclorideo (CCI4) también se vieron asociados a un mayor riesgo.

Según reportan los investigadores, los hallazgos nuevos, como así los reportes anteriores, sugieren que existe un tiempo de alrededor de 40 años entre la exposición al TCE y la aparición de la enfermedad de Parkinson, lo que provee una ventana para oportunamente tratar de disminuir el proceso de dicha enfermedad antes de que los síntomas aparezcan.

Este hallazgo es de suma importancia, ya que,  aunque estos estudios se enfocaron en la exposición relacionada con la actividad laboral, estos solventes son comunes también en la tierra, el agua subterránea y el aire, encontrándose la mayoría de la población expuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *