Las células cancerígenas se suelen producir por una mutación o activación anormal de los genes de dichas células. La probabilidad de dichas mutaciones aumenta muchas veces cuando una persona se expone a determinados factores químicos, físicos o biológicos, como pueden ser:

1. La radiación ionizante, como los rayos X, los rayos gamma y la radiación de las partículas procedentes de sustancias radiactivas e incluso la luz ultravioleta. Los iones formados en las células tisulares bajo la influencia de radiación pueden romper fácilmente las cadenas de ADN.

Cancer

2. Algunas sustancias químicas que se conocen con el nombre de carcinógenos. Los carcinógenos que actualmente provocan mayor cantidad de muertes son los contenidos en el cigarrillo, que provocan aproximadamente la cuarta parte de todas las muertes por cáncer.

3. Los irritantes físicos, como puede ser la abrasión continuada del revestimiento del aparato digestivo por algunos alimentos. El daño de los tejidos conduce a una sustitución mitótica rápida de las células. Cuanto más rápida sea la mitosis, mayor será la probabilidad de mutación.

4. La tendencia hereditaria también juega un papel importante en las mutaciones de genes que pueden producir células cancerígenas. Pero en este tipo de cánceres se necesita más de una mutación para que aparezca la enfermedad.

5. En los estudios realizados en animales de laboratorio se ha demostrado que ciertos tipos de virus pueden provocar algunas clases de cánceres, como leucemia o linfoma. Esto, producto de la mutación de la célula debido a la actividad del virus dentro de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *