Si a tu hijo se le diagnostica TDAH (Trastorno por Déficit Atencional con Hiperactividad), serán muchas las cosas que escuches en la calle acerca de este trastorno. Como padre, sólo debes confiar en lo que digan los médicos y otros especialistas de este campo como son psicólogos, psiquiatras, logopedas…etc. Sin embargo hoy queremos desmontar algunos falsos mitos que probablemente lleguen a tus oídos.

trastorno-tdah

Mito: Es un falso trastorno, un invento de la medicina norteamericana.

Realidad: La realidad es que se trata de un trastorno psiquiátrico de la conducta, que suele manifestarse como hiperactividad, impulsividad o déficit de atención. Aunque aún no está demostrado, se sospecha que se trata de un problema en dos neurotransmisores, la Noradrenalina y la Dopamina.

Mito: Los niños con déficit atencional son siempre hiperactivos

El TDAH suele asociarse a síntomas como la hiperactividad como causa de problemas de atención prolongada. Sin embargo, la realidad es que un niño inatento no tiene por qué ser hiperactivo.

Mito: Son niños con una mala educación

La conducta inadecuada del niño es vista de manera general como un problema moral que se solucionaría con disciplina en lugar de como un trastorno. Sin embargo al tratarse de un trastorno, tenemos que entender que de la misma forma que un ciego no puede ver sólo con abrir los ojos, un niño con TDAH no puede cambiar su conducta simplemente con una mejor educación

Mito: Sólo se da en los varones

Aunque nos encontremos más casos de niños con TDAH, las niñas no están exentas de padecer este trastorno. Lo cierto es que en niñas, el síntoma que suele manifestarse más es el déficit de atención, por lo que en ocasiones es más difícil descubrir que una niña es hiperactiva.

Si quieres más información de especialistas en TDAH puedes entrar en el enlace que te proponemos.

2 comentarios

  1. VICTOR HUGO

    12 Noviembre, 2013 a 17:06

    Me parece bastante interesante y que realmente sea un mito y no una enfermedad en los niños .

  2. uvilerma

    14 Noviembre, 2013 a 16:18

    Sr. Victor Hugo por fa lea bien, no es un mito!! SÏ se trata de un trastorno psiquiátrico. En mis investigaciones he encontrado que se trata de un desequilibrio en el cuerpo energético que afecta la psiquis del niño,y que existen terapias alternativas sin efectos secundarios negativos para tratar esta disfuncionalidad o trastorno del desarrollo que perjudica las áreas biopsicosocial del niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *