GEICAM, grupo español de investigación del cáncer de mama, ha dado a conocer el resultado de trabajo con una noticia interesante, lo que podría ser una revolución en lo que se trata a prevenir el cáncer de mama.

images-79

Un arma para reducir el riesgo de tener cáncer de mama podría ser los inhibidores de aromatasa, unos fármacos que se utilizan contra el  cáncer de mama sensible a los estrígenos. Una pastilla para prevenir el cáncer de mama que se podrá comercionalizar como genérico de manera que su precio no tendría por qué ser muy caro y podría reducir las posibilidades del cáncer de mama en un 65% en el grupo de mujeres mediante el exemestano.

Los creadores de este estudio afirman que no sólo descubrieron las ventajas de ese fármaco contra el cáncer invasivo sino también en otras lesiones precancersosas. Se había realizado un seguimiento a más de 4500 mujeres postmenopáusicas de alto riesgo durante un tiempo medio de tres años. Esperan que el exemestano cambie las cosas y constituya un buen remedio contra el cáncer de mama en las mujeres, previniendo el cáncer antes de que aparezca, sobre todo en mujeres de alto riesgo.

Puede ser útil para las mujeres que hayan pasado la menopausia e interesante para mujeres con alto riesgo, aunque para quién funcionará mejor será algo que se debe estudiar más a fondo para poder crear el tratamiento en base a eso y ofrecérselo a las mujeres en que sea necesario. Al ofrecerse próximamente como un genérico su coste no va a ser alto, de hecho va a ser una gran inversión ya que salvará vidas, ayudará en la salud de las mujeres y ahorrará los costos de los tratamientos contra el cáncer una vez desarrollado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *