Los brazos suelen ser una parte del cuerpo que no se recuerda mucho a la hora de hacer una rutina de ejercicios para adelgazar. Mantener  brazos fuertes y torneados es sencillo. Sólo se requiere constancia, dedicación y una buena alimentación. Los brazos son una de las partes del cuerpo donde los ejercicios realizados se notan al poco tiempo.

firmeza-brazos

Uno de los movimientos más sencillos es el estiramiento. Este se debe realizar antes y después de comenzar con los ejercicios para evitar cualquier tipo de lesión, y tiene el objetivo de hacer que la sangre fluya.

Dicho estiramiento consiste en llevar los brazos hacia arriba, luego hacia los costados y hacia atrás, para luego, agitarlos con movimientos circulares. Se le puede agregar un poco más de dificultad, realizando el mismo movimiento, pero sosteniendo  pesas con las manos.

Otra alternativa para ejercitar, pueden ser las conocidas lagartijas, pero no son recomendables si es que se está recién empezando, debido a que requieren mucho esfuerzo físico y fuerza en los miembros superiores.

Estas son opciones sencillas, que se pueden realizar en la comodidad del hogar, sin embargo si se prefiere el aire libre, existen deportes como la natación, el vóley, el remo y el basquetbol, que ayudan de igual manera a darle tono a los brazos.

A la vez que un entrenamiento en gimnasios es recomendable para logros más específicos.

Para alcanzar buenos resultados en poco tiempo, la rutina de ejercicios se puede complementar con cremas hidratantes, exfoliantes y reafirmantes que ayudan a regenerar la piel y a mantenerla firme y saludable.

Al mismo tiempo, no se debe olvidar llevar una buena nutrición, consumiendo mínimo dos litros de agua diarios. Además de ingerir alimentos ricos en vitamina E, que ayudarán a dar elasticidad a la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *