Hasta el momento, no se ha llegado a conocer a determinado fármaco que se pueda utilizar para poder sanar de forma inmediata a esta enfermedad de la leishmaniasis, aunque existen determinados tratamientos sugeridos por médicos especialistas en la misma.

Lo que sí se ha hecho es mencionar unas cuantas recomendaciones para evitar contagiarse con esta enfermedad, lo cual viene a ser un mecanismo preventivo antes que curativo. De esta manera, de forma puntual estas recomendaciones para evitar contagiarse con la leishmaniasis sugieren lo siguiente:

  • Evitar salir al aire libre en horas de la noche. Esto generalmente involucra a las horas en las cuales se presenta la mosca de la arena, algo que puede suscitarse entre el anochecer y el amanecer.
  • Cubrirse todo el cuerpo con ropa. Si por alguna razón se necesita salir a dichas obras, lo ideal es no dejar área libre y descubierta en nuestro cuerpo, evitando así la picadura de la mosca.
  • Tratar de usar repelentes con N-dietilmetiltoluamida.
  • Usar un aislamiento en la cama.

En cuanto a este último término que hemos mencionado, existen los llamados mosquiteros tupidos, los cuales se encuentran impregnados de permetrina, siendo este un buen protector para evitar contagiarse de la leishmaniasis mientras se duerme.

leishmania

Tratamientos para que se contagia de leishmaniasis

Cualquier tratamiento tiene que ser realizado bajo control médico, ya que no existe una vacuna o fármaco para automedicarse, siendo esta alternativa una peligrosa acción por parte del paciente. De manera general, un médico tratante podría utilizar una dosis intramuscular o intravenosa única diaria de:

  • Antimoniato de meglumina.
  • Estibogluconato sódico.

Estos vienen a ser antimoniales pentavalentes, los cuales son efectivos para contrarrestar los efectos de la enfermedad leishmaniasis.

A pesar de la efectividad de los antimoniales mencionados anteriormente para contrarrestar a la leishmaniasis, los mismos tienen contraindicación médica para personas que sufren de:

  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia hepática.
  • Quienes padezcan de tuberculosis.

Dependiendo de cada caso, un médico puede llegar a recomendar medicamentos tales como la pentamidina, la anfotericina o el ketoconazol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *