Es cierto que fumar ayuda a adelgazar, ya lo decían desde hace un tiempo, o al menos que dejar de fumar se engorda, y esto es porque devuelve el apetito a la persona y el hecho de tener ansiedad también da lugar a comer más.

Unos científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale de Estados Unidos. Que afirman que la nicotina del tabaco suprime el apetito y es un sistema de control de peso que además explica por qué las personas que fuman tienen menos peso.

Esto fue descubierto cuando Yann Mineur estaba probando un medicamento antidepresivo que actuaba sobre los receptores de la obesidad y se dio cuenta que los ratones comían menos que los que no tomaban el medicamento. De esto se descubre que la nicotina avisa al organismo de que se ha comido suficiente, lo que hace que se disminuya el apetito y es una buena técnica para adelgazar las personas que comen de más porque no les llega al cerebro esta señal de saciedad.

Esto nos lleva a un descubrimiento interesante y es que a igual número de calorías los no fumadores engordan más que los fumadores. Este descubrimiento será interesante para ayudar a las personas a dejar de fumar en el futuro así como crear nuevas formas para tratar la obesidad, es decir, se pretende crear nuevas terapias en base a este descubrimiento.

Este descubrimiento no pretende decir que las personas deben fumar para adelgazar, más que nada por todos los perjuicios de la salud para los fumadores, sino que servirá para crear nuevos tratamientos para tratar la obesidad y ayudar a perder peso. La nicotina adelgaza, pero es mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *