Los niños cuyas madres tenían sobrepeso y fumaron durante el embarazo tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso, según un estudio reciente.
Los investigadores también encontraron que un alto peso al nacer y un aumento rápido de peso durante el primer año de vida aumentan el riesgo de sobrepeso en los niños.

Los autores del informe revisaron 30 estudios publicados entre los años 1990 y 2011. Los estudios, que involucraron a más de 200.000 personas, hicieron un seguimiento a la salud de los niños desde el nacimiento hasta por lo menos la edad de 2 años.

Fumar-durante-el-embarazo

 

El análisis reveló varios factores de riesgo importantes e independientes que aumentaron el riesgo de los niños de tener sobrepeso. Por sí mismo, el fumar durante el embarazo aumenta el riesgo en casi un 48%, pero esto puede deberse a que el tabaquismo es un buen indicador de otras características sociales y de estilo de vida de las madres.

Los investigadores también hallaron que la lactancia materna y el destete tardío ayudaron a reducir las posibilidades de que los niños tuvieran sobrepeso.
No hubo relación entre la edad de la madre, el nivel educativo, la etnia o los síntomas depresivos y el riesgo de los niños de tener sobrepeso. La evidencia no es concluyente según el tipo de parto, aumento de peso durante el embarazo o pérdida de peso después del embarazo.

Varios factores de riesgo para el sobrepeso y la obesidad en la infancia son identificables en los primeros años de vida. La investigación futura debería centrarse en si es clínicamente factible para los profesionales de la salud identificar a los lactantes con mayor riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *