Las funciones del zinc son numerosas y variadas. Pueden resumirse en:

  •  Actividad de enzimas del metabolismo intermedio: Este elemento es necesario para el funcionamiento de numerosas enzimas implicadas en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas, lípidos, ácidos nucleicos, transporte de dióxido de carbono…

  • También participa en el metabolismo de la vitamina A y, al formar parte de diversas enzimas deshidrogenasas, intervienen en mecanismos de desintoxicación.
  •  Funciones de la membrana: Estabiliza las membranas celulares, participa en la supresión de radicales libres. 
  • Expresión génica: Existen evidencias de que algunas enzimas que regulan la expresión de la información almacenada en los genes son dependientes de zinc. 
  • Sistema inmune: El déficit de zinc produce una disminución en la capacidad de respuesta mediada por células y anticuerpos. 
  • Otras: La deficiencia de zinc inhibe el crecimiento, probablemente por la anorexia que causa ésta.
  • Asimismo, la ceguera nocturna que provoca estaría relacionada con la disminución de ciertas enzimas (retinal y retinol deshidrogenasas) causadas por falta de este elemento, además de ser necesario en el mantenimiento de la integridad de la retina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *