El diamante recibe su nombre del griego adamas, que significa invencible, aunque otros autores opinan que proviene del latin adamantem, que significa el inconquistable, aludiendo a su gran dureza.  Al ser la más dura de todas las gemas, los diamantes no eran modelados para la joyería en tiempos antiguos.

diamante-transparente

Hasta el siglo XIII, se les concedió menos importancia que a las esmeraldas, rubíes y perlas. En el siglo XIII, los joyeros indios inventaron el arte de tallar las caras moliendo un diamante con otra pieza de diamante distinta en una rueda moler, lo que aumentaba su brillo y el despliegue de colores conocido como “fuego”.  Hasta los comienzos del siglo XVIII los diamantes provenían de la India. Hasta 1 498 Venecia era el enlace entre la India y Europa y Brujas, donde vivían muchos comerciantes italianos, era el centro mundial  donde se tallaban los diamantes.

Esta gema es la más dura de todas las sustancias naturales. Es carbono cristalizado, por lo que su  estructura química es similar a la del grafito, una de las sustancias más blandas que se conocen ¿Qué fuerza obliga a los átomos de carbono a tomar la estructura cúbica muy compacta del diamante en lugar dela hexagonal, mucho más abierta, del grafito?. Este es solo uno de los misterios que presenta el diamante.

En la escala de dureza ostenta la máxima posible, 10, por encima del Zafiro (corindón) que tiene 9. Pero no hay  una relación lineal ya que el diamante es entre 90 y 180 veces más duros que el zafiro.

Los cristales de diamante pertenecen al sistema cúbico. En su aspecto más perfecto acostumbran a presentar una forma octaédrica, es decir, dos pirámides equiláteras y de base cuadrada ,unidas por las bases. Muchos cristales de diamante presentan una forma casi redondeada, debido en parte a la forma curva de las caras. Es habitual que estos cristales curvos aparezcan rodeados por una especie de cutícula o membrana negra denominada “nyf”. Este revestimiento negro está hecho de la misma sustancia que el diamante y mantiene el cristal oculto en su interior.

Según J.A.Sha (“Manual de litoterapia”) los minerales que cristalizan en el  sistema cúbico resuenan o actúan con el chakra o vórtice situado en la zona del sacro de  la anatomía sutil humana. Su repercusión física estará por tanto en relación con glándulas endocrinas como las gónadas. Según  Carlos A. Ramírez Amaya (“Geomedicina, guía básica para el manejo de esencias minerales coloidales y otros elementos terapéuticos””) el sistema cúbico está relacionado con el 7ª chakra o chakra de la corona, que a su vez guarda relación con el cerebro y la glandula pineal)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *